Finge secuestrar a la hija de una familia para la que trabajó y pide un rescate de 10.000 euros


Granada.- 

Una mujer ha sido detenida por la Guardia Civil como presunta autora de un delito de extorsión tras fingir tener secuestrada a la hija de una familia de Almuñécar (Granada) para la que trabajó, con el objeto de reclamarle un rescate de 10.000 euros.

Según informó el Instituto Armado en una nota de prensa remitida a Europa Press, la detenida, una vecina de 25 de edad y de nacionalidad argentina residente en Almuñécar, llamó a un vecino diciendo que tenía secuestrada a su hija pequeña y que le exigía 10.000 euros a cambio de su liberación, dinero que tenía que depositar en una papelera cercana al centro de salud de la localidad sexitana.

Los agentes relataron que el padre se puso en contacto inmediatamente con la Guardia Civil denunciando el posible secuestro de su hija, quien en ese momento debía de estar en la escuela.

Una patrulla de la Guardia Civil acudió rápidamente a la escuela y comprobó que la niña estaba allí y que su integridad no había sufrido en ningún momento.

No obstante, y como quiera que la mujer insistió en sus llamadas a la víctima reclamándole el dinero, y temiendo por sus hijos, este hombre y los agentes acordaron llegar hasta el final para capturar a la persona que pretendía extorsionarlo.

Así, se pusieron de acuerdo en hacer la entrega controlada de un señuelo: este hombre entregaría un sobre con recortes de periódico en el lugar que le indicara el supuesto secuestrador, punto que estaría en todo momento vigilado por los equipos de Policía Judicial y del área de investigación de la Guardia Civil de Almuñécar.

Así, a las 15.30 horas de ayer, la Guardia Civil detuvo a la mujer cuando sacaba el sobre de la papelera en el que había sido depositado, y decomisó el teléfono móvil que ésta llevaba consigo, que es el teléfono desde el que se realizaron las llamadas exigiendo el rescate.

Tras la detención, la Guardia Civil supo que esta mujer había estado trabajando para la familia del denunciante cuidando de sus hijos, de ahí que lo conociera y tuviera su teléfono.

Según el Instituto Armado, la detenida "se ha defendido diciendo que quería el dinero para liberar a su hermana pequeña, secuestrada por una organización mafiosa de Almuñécar que le exigían 12.000 euros". Al parecer, los agentes han comprobado que esta hermana pequeña a la que aludía también estaba en el colegio esa mañana y que por lo tanto no había sido secuestrada por mafia alguna.

Fuente: Europa Press

27-02-2007


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image