Huye de la Policía saltando de un cuarto piso y se rompe sólo un dedo de un pie


Coslada.- 

Un joven rumano de 26 años se tiró ayer desde un cuarto piso para evitar ser detenido por la Policía Municipal de Coslada tras ser localizado en una vivienda tras mantener una pelea. Sorprendentemente, el joven sólo se hizo una lesión en un dedo del pie y continuó corriendo para intentar escapar de los agentes.

Según informó hoy la Policía local, sobre las 20:30 horas, tuvieron conocimiento a través del Servicio de Emergencia 112, de que en un bar de la Avenida de Berlín se estaba produciendo una pelea entre varias personas.

Inmediatamente, acudieron al lugar dos dotaciones de Policía Local y localizaron a dos jóvenes, uno de nacionalidad portuguesa (de 35 años) y otro marroquí (de 29 años), que, según aseguraron, habían sido agredidos por un joven de nacionalidad rumana, sin provocación y sin mediar palabra alguna. Ambos presentaban lesiones de consideración y uno de ellos dos dientes rotos.

Saltó desde una altura de 12 metros

Una vez los policías locales en el inmueble, hallaron restos de sangre en el timbre y en el rellano de una de las viviendas correspondiente al 4º piso, por lo que tras llamar y abrirle una mujer de nacionalidad rumana, ésta informó a los agentes que efectivamente uno de sus inquilinos acababa de llegar ensangrentado como consecuencia de una pelea reciente.

En el interior de la vivienda y al verse sorprendido en el salón, el presunto agresor se levantó, y sin mediar palabra, se dirigió a la terraza, donde se lanzó al vacío. Intentó colgarse por algunos elementos del edificio pero, al no lograrlo, cayó desde el cuarto piso, a una altura aproximada de 12 metros.

Los policías locales se quedaron sorprendidos al ver cómo después de la caída, el individuo se levantó cojeando y comenzó a correr. Instantes después fue detenido tanto por los policías locales que habían subido al piso, como por otros que vinieron de apoyo, mostrando agresividad hasta el punto de que lanzó a uno de los agentes contra una valla provocándole un corte en la mano.

Le diagnosticaron rotura de dedo

Finalmente F.E.B., con domicilio en Coslada, con diversos antecedentes por robo, fue detenido y trasladado al centro de salud de la localidad, donde tras una primera valoración de los médicos fue derivado al Hospital La Princesa custodiado por una patrulla de Policía local.

En el hospital, le diagnosticaron rotura de un dedo del pie derecho, si bien fue escayolado en la pierna derecha hasta la rodilla. Posteriormente, se le trasladó de nuevo a la localidad, donde en las dependencias policiales se instruyeron las correspondientes diligencias. Hoy lunes por la mañana ha pasado a disposición judicial.

Fuente: Europa Press

23-07-2007


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image