Un vecino de L'Hospitalet encuentra un diente en una barra de pan


image

Barcelona.- 

Era una mañana de un día cualquiera en la vida de Manuel Boga. Como tantas otras, este vecino de L'Hospitalet se acercó el lunes de la pasada semana a un supermercado próximo a su domicilio a comprar cuatro cosas. Antes de subir a casa, como también suele ser habitual, hizo una parada en un bar cercano. Confeso panero, y próxima la hora de comer, cuenta que no pudo evitar la tentación de pegar un bocado a la barra que llevaba en la bolsa para acompañar la tapa de queso que se acababa de pedir. La sorpresa fue mayúscula cuando dentro del pan encontró un trozo de diente, ajeno.

Así lo ha hecho constar en los juzgados y en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de su localidad. Dice que aún no se ha recuperado del malestar que le produjo semejante hallazgo y exige una explicación. ¿Cómo llegó hasta allí ese cuerpo? Difícil respuesta tendrán los responsables de sanidad a los que la OMIC, segun fuentes de este departamento municipal, derivarán el curioso hallazgo, una de las pocas denuncias relaciondas con temas alimentarios que recibe esta oficina (el 99% de las alrededor de 2.000 quejas anuales corresponden a otros ámbitos).
La 'prueba del delito'

El caso es que en un primer momento Boga se lo tomó con cierta filosofía. Se dirigió al supermercado con la barra y lo que a simple vista deja poca duda de que sea la parte de un diente y se lo entregó a la encargada del establecimiento para que hiciera la pertinente reclamación. No obstante, al salir de este establecimiento de la calle de Riera Blanca y regresar al bar, de nuevo con otro pan, cuenta que le empezó a dar vueltas al tema, que lo comentó con una persona que presenció el momento de marras y que al final decidió regresar una vez más a la tienda, recoger la prueba del delito y encargarse en primera persona de dar parte de lo sucedido.

«Cuando lo vi me entró de todo, creo que una cosa así no puede quedar en una simple anécdota», reivindica Boga, quien reclama explicaciones a los fabricantes del producto, una empresa que elabora, entre otros, pan precocido cuya última manipulación corre a cargo de los negocios que lo venden.

Tanto fuentes de la fábrica como de la empresa que distribuye los productos pusieron en cuarentena el hallazgo y vieron harto improbable, explicaron, que en los habituales controles de calidad que realizan en todos los productos que utilizan para la elaboración del pan se les pudiera pasar por alto la presencia del presunto trozo de diente. Como fuere, Boga guarda la pieza que personas del bar vieron cómo encontró tras pegarle un buen bocado al pan y no descarta buscarse un abogado.

Foto: Manuel Boga, con la barra y el diente que encontró en ella. / Joan Puig

Fuente: El Periódico

Rosa Mari Sanz, 

29-03-2011


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image