Los perros de la Guardia Civil saben a qué huele el sueño


Madrid.- 

Hace un tiempo facultativos de la Clínica Ruber observaron que los enfermos de narcolepsia, un trastorno del sueño que se caracteriza por momentos de somnolencia irresistible, despedían un olorespecial y decidieron poner a prueba a los perros de la Guardia Civil para comprobarlo. Kun y Coca lo han confirmado.

Estos dos perros labradores, pertenecientes al Servicio Cinológico de la Guardia Civil, han corroborado esa hipótesis, que ha permitido al doctor Luis Domínguez, jefe de la Unidad del Sueño de la Clínica Ruber, avanzar en sus estudios sobre la enfermedad, ya que el test del olfato se ha mostrado un método útil para diagnosticarla.

Una de cada 2.000 personas en el mundo sufre narcolepsia, lo que supone que en España unas 25.000 personas pueden padecer esta enfermedad, que puede tardar entre cinco y diez años en diagnosticarse.

Los narcolépticos se duermen continuamente, tienen sueño durante todo el día, padecen ataques de cataplejia, ensoñaciones y alucinaciones, deterioro cognitivo y, en ocasiones, pueden perder el tono muscular y caer al suelo.

Así lo ha explicado el doctor Domínguez en presencia del director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, a quien ha agradecido la colaboración desinteresada del instituto armado en un estudio que abre nuevas vías en la investigación de esta enfermedad y que, además, abarataría los costes del diagnóstico.

Como cualquier perro, Kun, un macho adiestrado en la detección de explosivos, y Coca, una hembra habituada a oler la droga, tienen una capacidad olfativa un millón de veces superior a cualquier ser humano. Y fue esa cualidad la que determinó al doctor Domínguez a pedir la colaboración de la Guardia Civil para demostrar si era cierta la percepción que él y dos de sus colaboradoras tenían desde hace tiempo: los narcolépsicos desprenden un olor específico.

El Servicio Cinológico se puso manos a la obra y realizó pruebas rigurosas entre veinte de sus perros para elegir a los mejores. Kun y Coca pasaron con nota el examen. Al principio, adiestradores y facultativos hicieron el experimento con camisetas sudadas de los pacientes, pero la mezcla de olores no permitió resultados, por lo que se optó por gasas impregnadas en el sudor de doce narcolépticos.Estas gasas, junto con otras impregnadas del sudor de 22 personas que no padecían la enfermedad, se expusieron al olfato de los dos perros y el resultado del test fue positivo, hasta el punto de que en seis de las muestras que en principio se presentaron como negativas, Kun y Coca las marcaron como positivas.

Así que, tal y como ha subrayado el doctor Domínguez, los perros pueden hacer mucho más rápido- detectar la enfermedad- lo que se tarda entre cinco y años con otros métodos. Fernández de Mesa ha expresado su satisfacción por los resultados obtenidos gracias al olfato de dos de los 546 perros que la Guardia Civil tiene en toda España, de los que 126 están en las instalaciones de El Pardo (Madrid), donde Kun y Coca han vuelto hoy a demostrar su nueva habilidad y ante periodistas y autoridades han detectado sin duda alguna la gasa de sudor de un narcoléptico.

No es un olor "ni bueno ni malo", sino "característico", como ha resaltado el doctor, cuya investigación va a permitir avances significativos en una enfermedad de difícil diagnóstico pero con la que se puede vivir "aceptablemente".

Fuente: EFE

06-09-2013


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image