Los diputados mantendrán el 'gin-tonic' subvencionado en 2014


Madrid.- 

La mayoría de los diputados no serán conscientes hasta que regresen de sus vacaciones de invierno, allá por el 11 de febrero, pero la cafetería de la Cámara Baja ha cambiado de imagen.

La rescisión del contrato de explotación que el Congreso mantenía con Cantoblanco Restauración, la empresa del vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, pone fin a casi dos décadas de negociado. El cambio ya se nota en el hemiciclo donde las servilletas y las bolsas con el anagrama de Cantoblanco han dejado paso a las de Eurest, la empresa concesionaria. Tras ellas se procederá a la renovación de las máquinas expendedoras de bebidas y aperitivos que hay distribuidas por los tres edificios que componen el complejo parlamentario de la Carrera de San Jerónimo. Y poco más. Porque el resto parece que seguirá como siempre. Tanto el personal que desde 1995 ha venido dando servicio a sus señorías, como sus precios.

Así lo ha desvelado en su edición de hoy El Confidencial quien resalta que uno de los privilegios más polémicos de sus señorías, el del gin-tonic a 3,45 euros, se mantiene pese a las críticas recibidas en 2013.

La cafetería del Congreso de los Diputados seguirá dispensando bebidas de alta graduación alcohólica y combinados a precios superreducidos, gracias a la subvención de 4,2 millones de euros más IVA que recibirá durante los próximos cuatro años la nueva empresa concesionaria del servicio.

La polémica provocó que la Mesa del Congreso modificara el concurso y dejara en manos de la empresa concesionaria los precios de las bebidas alcohólicas y los combinados. Pero mantuvo la subvención, por lo que la oferta de precios se mantendrá igual en este 2014. Un gin-tonic de la marca Larios costará 3,45 euros durante los próximos cuatro años mientras que el de Gordons se sitúa en 3,75. Asimismo un vodka Smirnoff o un cubalibre costarán 3,40 euros mientras que una copa de ron de Habana Club 5 años ascenderá a 4,10.

Oferta y demanda

El proceso de concurso del servicio de restauración en el Congreso de los Diputados se abrió el pasado mes de marzo. Se recibieron un total de seis ofertas de entre las que Eurest -la ganadora- y Cantoblanco resultaron ser las más competitivas. Si bien la empresa del vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, logró la mejor puntuación por su oferta económica, su principal competidor fue mejor en los aspectos técnicos. El proceso coincidió en tiempo y fecha con una polémica que salpicó al vicepresidente de la patronal a causa de la apertura de un proceso judicial por pagar en negro parte los salarios de sus empleados.

La polémica provocó que la Mesa del Congreso modificara el concurso y dejara en manos de la empresa concesionaria los precios de las bebidas alcohólicas y los combinados. Pero mantuvo la subvención, por lo que la oferta de precios se mantendrá igual en este 2014.

Fuente: La Vanguardia

03-01-2014


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image