Gendarmes chilenos obligaron a recluso a fugarse


Santiago de Chile.- 

Gendarmería de Iquique realiza un sumario interno para establecer la presunta responsabilidad que cinco vigilantes del penal local habrían tenido en la fuga de un delincuente.

Los supuestos actos de corrupción carcelaria quedaron al descubierto tras la recaptura del reo Isaac Castro Torrejón, de 25 años, quien había apretado el 1 de agosto pasado.

Luego de ser laceado, el hampón declaró que fueron los propios gendarmes los que le avivaron la cueca y prácticamente obligaron a fugarse, después de haberle metido a la fuerza copete y drogas.

Alcaide suspendido

Hasta el momento todo es supuesto, pese a lo cual el fiscal a cargo de la investigación suspendió de sus funciones a cinco gendarmes.
El director regional de Gendarmería, coronel Sergio Zapata, señaló que el sumario aún no termina y que entre los suspendidos se encuentra el propio alcaide del penal, comandante Héctor San Martín.

El preso -condenado a 10 años y un día por el delito de robo con violencia- ha reiterado que los gendarmes le dieron la pasada para escapar.

Se informó que al momento de producirse la fuga, el pato malo trabajaba como "mocito" y era el regalón del alcaide, pese a que todavía no cumple ni la mitad de la condena.

Según el relato del preso, él se aprovechó de las regalías para fugarse por la puerta principal del chucho. Dijo que los guardias se hicieron los lesos cuando salió caminando. Sin embargo, el 26 de agosto fue recapturado por detectives de la Policía de Investigaciones adentro de una casa del sector El Boro, en Alto Hospicio.

De acuerdo con las declaraciones que ha entregado al fiscal de Gendarmería, el delincuente habría sido drogado y embriagado por cinco gendarmes, los que además lo incentivaron a que se echara el pollo. También acusó a los centinelas de ingresar celulares, falopa y copete a la cárcel.

Gendarme "mechero"

Se informó que Gendarmería realiza otro sumario para establecer la participación de un efectivo de la institución en el choreo de ropa en una multitienda.

El vigilante fue sorprenido por las cámaras de vigilancia, a raíz de lo cual fue dado de baja. El perla actuaba en complicidad con un ex recluso, quien era el encargado de sacar las pilchas del local.


Fuente: La Cuarta

07-09-2004


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image