El ministerio de Interior envia una nota de prensa sobre la detención de islamistas seis horas antes del suceso


Madrid.- 

Seis horas antes de las detenciones llegaba a las redacciones de los medios de comunicación una nota informativa del Ministerio del Interior dando cuenta del éxito de la operación, el lugar de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) en que se produjo y la identidad de los detenidos. Insólito.

Eso ocurrió a las 21.26 horas. Cinco minutos después, milagrosamente antes de que la noticia saltara ya a las ediciones digitales de los diarios, llegaba otro comunicado urgente pidiendo que no fuera difundida la nota precedente antes de las 06.00 horas del día siguiente.

Si el comunicado hubiera sido difundido por alguno de los medios y hubiera escapado alguno de los islamistas, José Antonio Alonso no sería ya ayer, posiblemente, ministro del Interior. Los medios no publicaron la nota y la detención prevista culminó con éxito, pero el episodio ha dejado secuelas. En el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha provocado fuerte malestar el error del Ministerio, que pudo causar una catástrofe. Y lo atribuyen al afán de protagonismo del Departamento y su intento de exhibir eficacia contra el terrorismo islamista. «Fue una nota precipitada para apuntarse rápidamente la medalla», criticaron ayer fuentes solventes. El CNI, que dirige José Alberto Saiz, vivió la operación con especial inquietud, puesto que fue montada por su iniciativa.Los datos aportados por servicios secretos extranjeros fueron clave en la operación. Si hubiera salido mal, el CNI habría quedado en ridículo ante ellos.

La nota inicial del Ministerio clavó a las 21.26 lo sucedido realmente a las 03.30 en Sant Andreu de la Barca. La nota se titulaba Desarticulada una célula islamista que trataba de comprar explosivos. Y resaltaba que «en la operación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, coordinados por el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista, han sido detenidos tres individuos».

«La razón es que elaboramos la nota de prensa con mucha antelación y la dejamos preparada para que llegara a todos los medios cuanto antes y sin discriminación. Quisimos evitar que algún medio tuviera la primicia de madrugada y por eso articulamos ese sistema. Lamentablemente, un error en el gabinete telegráfico [el centro de comunicaciones con personal las 24 horas del día] del Ministerio provocó que los envíos comenzaran pasadas las 21.15 horas, cuando las instrucciones que habíamos dado eran las de no difundir nada antes de las 07.45 y sólo si se recibía confirmación previa de que la operación había culminado con éxito. Ha sido un fallo lamentable que no volverá a suceder», explicó ayer a este diario un portavoz oficial del Ministerio. Este aseguró que la operación policial no corrió peligro en ningún momento, porque los marroquíes estaban controlados y no habrían podido escapar.

No obstante, a las 21.33 horas, el Ministerio del Interior difundió otra nota pidiendo un embargo de la información hasta las 06.00.«Fue lo primero que pensamos para frenar con rapidez la primera nota», explica la misma fuente. En paralelo, portavoces del Departamento llamaron a los medios de comunicación para que hicieran caso a la segunda nota.

A la 01.12 horas, el Ministerio envió un tercer comunicado pidiendo ya a los medios que anularan todo hasta nueva orden. «Sí, porque pensamos que embargar sólo la información hasta las 06.00 era arriesgado, porque, si luego no tenía éxito o no había terminado a esa hora, también había riesgo», comentó ayer el portavoz.

Y ya a las 06.39 horas llegó el comunicado definitivo, prácticamente igual al primero.

Fuente: El Mundo

Carlos Segovia, 

23-12-2004


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image