Anulan una sanción a un guardia civil con zapatos viejos porque pidió unos de nuevos


Madrid.- 

El Tribunal Supremo (TS) ha anulado la sanción que le fue impuesta a un guardia civil por llevar unos zapatos "en pésimo estado de conversación y uso" ya que considera que no se le puede efectuar "ningún reproche disciplinario" pues anteriormente el agente había solicitado unos nuevos.

La resolución del Supremo estima el recurso de casación del agente destinado en Tenerife contra la sentencia de abril de 2003 dictada por el Tribunal Militar Territorial Quinto, que dio la razón a los mandos que le habían sancionado el año anterior.

La sanción disciplinaria le fue impuesta en junio de 2002 por parte de un mando del centro penitenciario Tenerife II que estimó que el agente había infringido las normas que regulan la uniformidad al llevar días antes en un servicio de guardia un calzado "en pésimo estado de conservación y uso, con descosido ostensible en parte inferior quedando la suela desprendida del tacón".

Otros dos mandos confirmaron posteriormente la sanción y el agente, agotada la vía disciplinaria, interpuso un recurso ante el Tribunal Militar Quinto, que lo desestimó, por lo que finalmente se dirigió al Tribunal Supremo.

El agente sostenía en su recurso de casación que había solicitado con mucha antelación unos nuevos zapatos por el deterioro de los que usaba; en concreto el 28 de septiembre de 2001 se produjo esa solicitud.

El 25 de octubre siguiente el agente obtuvo la contestación de que el almacén de vestuario de la comandancia no disponía de zapatos de su talla y le recordó: "en el futuro deberá cumplimentar la petición por los trámites establecidos para dichas reposiciones".

El 12 de junio de 2002, cuando todavía no se le habían entregado unos zapatos nuevos, ocurrieron los hechos motivos de la falta.

"La consideración de estos hechos precedentes, omitidos por el tribunal de instancia, lleva a esta Sala a estimar que ningún reproche disciplinario puede efectuarse a quien usa para el servicio los únicos zapatos reglamentarios que puede utilizar al no haber sido atendida su petición con la urgencia que el deterioro del cazado requería", señala el TS.

Añade a continuación que "los errores que hubiera podido cometer el peticionario en la tramitación de su solicitud no justifican ese retraso cuando consta que la Administración tenía conocimiento de ella y la había procesado con carácter de urgencia".

Por ello, el Supremo sostiene que "ninguna conculcación de normas En el fallo, el Supremo anula la sentencia de instancia y las resoluciones de los mandos y ordena que desaparezca de la documentación personal del agente la falta apreciada y la sanción impuesta.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), a la que pertenece el agente, lamentó hoy a través de un comunicado que "un asunto tan simple como la adjudicación de un par de zapatos a un guardia civil se ha tornado en un largo procedimiento de más de dos años, teniendo que llegar al Tribunal Supremo para que se zanje la cuestión definitivamente".

Fuente: EFE

29-12-2004


Opiniones de los usuarios sobre esta noticia:

Opinion del usuario: Vergonzoso. Gracias a Dios vamos avanzando en la Guardia Civil. No me explico el por qué de que algunos jefes, por no llamarlos de otra manera, no tienen otra preocupación. Poco a poco se están acabando los cortijos y los caciques!
Fran, 25/02/2009


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image