El ladrón dormilón


Málaga.- 

Los propietarios de la casa se llevaron un susto mayúsculo cuando a medianoche les despertó una profunda y «desconocida» respiración que provenía de debajo de su cama. Al agacharse para comprobar qué es lo que sucedía, sorprendieron al ladrón durmiendo plácidamente. Increíble pero cierto: el caco entró en la vivienda con intención de robar, pero un invencible sueño provocado por el alcohol que había ingerido poco antes frustró finalmente su propósito.

La próxima semana se celebrará el juicio por el procedimiento de urgencia por este sorprendente caso. La Fiscalía de Málaga solicita 18 años de prisión por un delito de intento de robo en casa habitada para Javier S. A, el joven de 30 años, con antecedentes policiales, al que el matrimonio sorprendió durmiendo debajo de su cama.

El insólito hecho ocurrió la noche del pasado viernes día 7, en una vivienda situada en la primera planta de un inmueble en la calle Jorge Guillén, en la barriada de Las Delicias. Sobre las ocho de la tarde, el acusado entró en el piso, que en ese momento se hallaba vacío, por la ventana del lavadero con la intención de apoderarse de objetos de valor. Javier S. A. estuvo merodeando por la casa durante un rato buscando un "botín". Sin embargo, unos minutos después se vio sorprendido con la llegada inesperada del matrimonio propietario de la vivienda. Javier S. A. se escondió entonces debajo de la cama de para evitar ser visto.

Registro del piso

A su llegada, la pareja se extrañó al ver abierta la ventana del lavadero que había dejado cerrada antes de salir, por lo que dio aviso a la Policía. Pocos minutos después llegaron los agentes, que examinaron el piso. La puerta no había sido forzada. Tampoco había señales de que se hubiera producido algún tipo de registro; no había nada revuelto. Todo parecía en orden. Una falsa alarma. Así que los agentes, antes de marcharse, aconsejó al matrimonio que se fuera a dormir y que a la mañana siguiente presentara una denuncia en la comisaría si apreciaba algo que le llamase la atención.

Ruido extraño

Dicho y hecho. La pareja se acostó. Pero sobre la una de la madrugada un ruido extraño les despertó. Era como «una respiración desconocida» (así lo describieron en la denuncia), que procedía de debajo de la cama. También notaron olor a sudor. Con el susto metido en el cuerpo, sin saber muy bien qué hacer, la pareja se armó de valor para comprobar qué se escondía debajo de la cama. La visión les dejó atónitos: un desconocido dormía plácidamente en el suelo. Llamaron de nuevo a la Policía.

El caco se despertó. Al verse sorprendido entregó a sus propietarios varios efectos y joyas que les había sustraído y esperó tranquilamente sentado en una silla la llegada de los agentes, que finalmente procedieron a su detención.

El joven Javier S. A. declaró ante la Policía que no consumía drogas, pero que aquella tarde había bebido bastante alcohol, razón por la que se quedó dormido durante el robo.

Fuente: Diario Sur

Montse Martín, 

14-01-2005


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image