El primer yate de Franco se pone a la venta en Holanda por 1,2 millones


Murcia.- 

Franco lo llamaba Azorín porque era más pequeño que la embarcación de recreo que mandó construir en 1949, pero, en realidad, su nombre también es Azor. El primer yate de Franco --en el que el dictador hizo sus primeros pinitos en la pesca del atún y que acogió en 1948 una reunión con Juan de Borbón para tratar la cuestión sucesoria-- está a la venta por 1,2 millones de euros. Esta cantidad es la mitad de su valor, según el actual propietario del barco, que lleva dos años intentando encontrar un comprador.

El yate pertenece a un armador holandés que prefiere permanecer en el anonimato. El propietario, que lo adquirió en 1983, lo ha puesto a la venta en España a través de su representante, Tom Juijn, con oficina en Cartagena (Murcia). Juijn ha informado a EL PERIÓDICO de que el barco, amarrado en el puerto de Amsterdam a la espera de comprador, está a la venta en todo el mundo. Sin embargo, el dueño cree que en España cuenta con un valor añadido. "Aquí tiene historia", asegura su representante.

Según Juijn, el actual propietario del yate, de 76 años y convaleciente de un infarto, lo ofrece a la mitad de su valor porque tiene prisa por venderlo. De momento, sin éxito. Quizá no ayuden los símbolos franquistas que quedan en el interior del barco como el águila que muchos no han podido aún borrar de la memoria, y el retrato del dictador que preside el salón.
El Azorín, que está restaurado, se construyó en Kiel (Alemania) en 1925 con madera de roble y fresno. Tiene unas dimensiones de 30,75 metros de eslora por 5,64 de manga y 2,33 de calado, un desplazamiento de 110 toneladas y alcanza una velocidad crucero de 16 nudos.

Aparte del camarote del armador --el mismo en el que durmió Franco de 1946 a 1949--, con un cuarto de baño con mármol de carrara (los sanitarios originales han sido reemplazados), cuenta con otros cuatro camarotes dobles con lavabo.

DEMANDA DE ALQUILER

Algunas empresas, como Lladró y Estrella de Levante, están interesadas en alquilar la embarcación para seguir la Copa América de Vela en Valencia 2007. Según Juijn, "el barco es ideal para que las grandes compañías inviten a sus clientes y puedan observar de cerca el campeonato o para realizar excursiones a otros puntos de la geografía". Hasta ahora todos los que se han interesado, sin embargo, han considerado un problema que esté en Amsterdam.

Mientras el Azorín aguarda su destino en aguas holandesas, lo poco que queda de su hermano mayor, el desguazado Azor, que el dictador hizo construir y en el que navegó hasta sus últimos días, se oxida al sol de la Meseta como parte de un restaurante asador en Cogollos (Burgos).

Fuente: El Periódico

Belén Pardo, 

01-07-2005


Opiniones de los usuarios sobre esta noticia:

Opinion del usuario: si tuviese dinero lo compaba
jose, 13/06/2007


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image