La boda de Farruquito acabó con el asalto a la cocina por parte de los invitados


Sevilla.- 

La boda del bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, y Rosario Alcántara acabó con un asalto a la cocina por parte de los invitados, que no pudieron degustar el menú por culpa de un millar de personas que se colaron sin estar invitadas.

Pilar Heredia, presidenta de la asociación gitana Yerba Buena, candidata al Congreso en listas del PSOE en las últimas elecciones e invitada a la boda, ha expicado que el banquete del domingo por la noche esperaba 600 comensales, pero más de mil personas se colaron con distintas artimañas y se sentaron en las mesas asignadas a los convidados.

Por ello, muchos de los asistentes, hambrientos, interceptaban y asaltaban a los camareros y llegaron a colarse a la cocina, de donde se llevaron directamente la comida e impidieron que el servicio de catering pudiese servir normalmente los platos previstos en el menú.

Pilar Heredia ha precisado que ella misma apenas pudo comer algo de un plato de jamón. El asalto desbarató además el escenario del banquete, donde se habían dispuesto unas mesas muy elegantes y el servicio de unas azafatas ataviadas de amazonas.

Problema con el sistema de seguridad

Al parecer, el problema se produjo porque el sistema de seguridad contratado por los contrayentes había tomado nota de las matrículas de los coches autorizados a entrar, pero no contaba con que varios de ellos entraron y salieron varias veces, incluso con gente escondida en el maletero.

Los anfitriones "se lo tomaron con humor", según la presidenta de Yerba Buena, y continuaron la fiesta hasta mediodía del lunes, incluidos los recién casados. Tras la ceremonia religiosa ante el Cristo de los Gitanos de Sevilla, los invitados se desplazaron a una finca de los hermanos Peralta en un pueblo de los alrededores de Sevilla, donde se organizó un espectáculo de baile de caballos para los novios.

En el centro de la plaza de toros de la finca se improvisó un escenario en el que los hermanos del novio, Antonio Fernández Montoya, conocido como Farru, y Manuel, junto con su primo El Negro, bailaron y acompañaron con sus palmas a los caballos.

Entre los invitados conocidos se encontraban Antonio Canales, Manuela Carrasco, Alba y Manuel Molina, Niña Pastori y Parrita. La presencia de tantos artistas en el banquete hizo que, pese a los contratiempos, "todo el mundo cantó, bailó y disfrutó" de la fiesta, según Pilar Montoya. Los invitados tampoco pudieron recibir con normalidad los recuerdos previstos: un abanico firmado por los novios para las señoras y unos pañuelos y corbatas con el nombre de Farruquito para los caballeros.

Fuente: El Periódico/Agencias

20-09-2005


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image